Los retos profesionales de la IA: la ingeniería de conversaciones

Álvaro Gallego
Los brutales cambios culturales, sociales y laborales provocados por la Revolución Industrial pueden quedarse en nada en comparación con la transformación que va a traer consigo el desarrollo de la Inteligencia Artificial. Una revolución que genera grandes recelos incluso entre los grandes pensadores actuales. En una reciente entrevista, el propio Stephen Hawking alertaba de que la IA podría ser el peor evento en nuestra civilización.

A lo largo de la Historia, pese a las críticas contemporáneas, los cambios provocados por los avances tecnológicos han demostrado ser tremendamente beneficiosos para la humanidad. El principal temor en la actualidad, sin embargo,  es que la IA provoque la desaparición de un sinfín de empleos.

Por el contrario, los expertos creen que si bien las nuevas tecnologías provocarán la destrucción de puestos de trabajo, especialmente no cualificado o sistemáticos, también serán generadoras de un empleo de mayor calidad, ligado a las capacidades creativas y la Inteligencia Emocional de las personas.

Entre las actividades que más profesionales demandarán en un futuro próximo estarán las relacionadas con el análisis y el tratamiento de datos y la ingeniería de conversaciones.

Al respecto, el “Big Data” y el análisis de datos han sido los sectores de más rápido crecimiento  en los dos últimos años dentro de las Tecnologías de la Información. Y así seguirá siendo. Según la consultora Eurecat, en Europa se necesitarán ocho millones de profesionales con conocimientos en estas áreas en 2020, de los cuales más de un millón no se podrán cubrir por falta de personal cualificado. Cifra que se dispara si se tiene en cuenta el resto del planeta.

Solo en los últimos años se han generado el 90% de los datos registrados en el mundo, ya sea producido por humanos, máquinas conectadas a Internet o registros de procesos informáticos. El análisis y la aplicación de toda esta información darán lugar a una alta demanda de profesionales y de perfiles con altas capacidades que no podrán ser cubiertos de forma eficiente si no se adoptan  las medidas adecuadas de inmediato tanto desde el ámbito empresarial  como desde  las administraciones públicas.

La cultura digital generada por las nuevas tecnologías necesitará de nuevo talento para poder ejecutar los proyectos innovadores ligados a la Inteligencia Artificial y los RRHH de las empresas deben estar preparados para detectar tanto este talento  como las necesidades a cubrir.

Una de estas necesidades será la capacidad de construir puentes de entendimiento entre los humanos y las máquinas con un lenguaje natural que no provoque rechazo entre los usuarios. Eso dará lugar, en opinión de los expertos de Wannabot -empresa especializada en la creación de chatbot-, a la aparición de una nueva profesión a la que han denominado “Ingeniería de Conversaciones”.

La creciente interacción entre humanos y máquinas obligará a crear un lenguaje para estas últimas en el que no solo tengan en cuenta cuestiones filológicas, sino también otras áreas de conocimiento como la neurolingüística, la trazabilidad de las conversaciones o  la gamificación,  con el fin de mejorar la experiencia del usuario.

Todos estos factores unidos, señala Johan Sosa, CTO de Wannabot, “servirán  para crear una nueva profesión, la ingeniería de conversaciones, destinada a desarrollar y mejorar la comunicación entre las personas y las máquinas. Pero lo más sorprendente de todo es que en un futuro las propias máquinas podrán ser utilizadas para detectar este talento humano básico para desarrollar este tipo de proyectos innovadores”.

Artículo publicado originalmente en la revista FinTech en Español Décima Edición, para descargarla haz click aquí

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *